Publicado: 30 de Octubre de 2017

Hoy en día es una práctica muy habitual la instalación de tarima flotante en viviendas y locales comerciales. A la hora de elegir una tarima flotante dentro de la gran variedad de precios y calidades que hay tenemos que tener en cuenta algunos aspectos muy importantes, como por ejemplo la humedad de nuestra vivienda o local comercial y el tiempo de uso de la misma (en caso de locales comerciales o stands). 

Existen varios tipos de tarima flotante como pueden ser las de madera natural, DM con impresión vinílica o PVC. Entre estos tipos de tarima flotante, cada una de ellas tiene sus características y precios.

La tarima flotante de madera natural nos ofrece una calidez original a madera, pero tiene algunos inconvenientes como puede ser su alto precio y su resistencia a los golpes, aunque es la más agradecida a la hora de reparar golpes o arañazos. 

La tarima flotante de DM con impresión vinílica por el contrario tiene una mayor dureza y resistencia a los golpes según su calificación que va desde un AC3 la menos resistente, hasta un AC6 con mayor densidad y dureza. El inconveniente que presenta esta tarima flotante es su débil resistencia a la humedad.

Por último,la tarima flotante de PVC ofrece una gran resistencia a los golpes y un 100% de resistencia a la humedad, tiene un acabado muy real a madera, pero por su joven aparición en el mercado tiene un coste elevado, aunque ofrece unas grandes prestaciones. 

Si quiere recibir más información sobre catálogos, marcas y tipos de tarima puede contactar con nosotros y estaremos a su disposición para ver qué tipo de tarima flotante es la idónea para su vivienda o local comercial.